DBZ: Capítulo 267 - Ocurre otro milagro



El Supremo Kaiosama actual y Kibito prueban los aros y se fusionan, después de esto revela que nunca más quienes se fusionen podrán volver a separarse, eso le pasó accidentalmente al Supremo Kaiosama de hace 15 generaciones cuando era joven. Boo está haciéndole pasar un auténtico calvario a Gohan, que lo único a lo que puede aspirar es a aguantar con vida el máximo tiempo posible. Dende cura a Gohan y le lanza un ataque. Afortunadamente un viejo amigo acude en su ayuda: Ten Shin Han... Lamentablemente, el monstruo Boo es demasiado poderoso para ambos. Pero en el momento más crítico, aparece Goku. Goku le dice a Gohan que coja su pendiente para que puedan fusionarse y derrotar a Boo, pero a Gohan se le escapa de entre las manos. Goku, en su modo de Super Saiyan 3, lucha contra Boo mientras Gohan busca el pendiente que le permitiría fusionarse con Goku. A pesar de estar en modo Super Saiyan 3, Goku apenas puede aguantar contra un Boo con el poder de Gotenks. Un cambio de suerte inesperado con el que Boo no contaba, las cosas empiezan a ponerse en su contra. Su poder acaba de descender drásticamente debido a que a Goten y Trunks se les ha terminado el tiempo de la Fusión, y solo puede usar el de Piccoro. Pero Boo aún guarda un as en la manga. Una parte de su antena no regresó a su cuerpo... ¡Es porque tenía planeado absorber a Gohan!