DBZ: Capítulo 188 - Adios a todos



Con el androide fuera de su cuerpo, Cell regresa a su forma imperfecta, marcando una gran diferencia de poder entre él y Gohan. Goku le suplica a su hijo que lo derrote de una vez por todas, pero la arrogancia de Gohan lo lleva a seguir jugando con él. Sin embargo, Cell activa su autodestrucción que por supuesto acabaría con el planeta entero, dejando a Gohan imposibilitado de hacer algo. Goku decide entonces sacrificar su vida, transportándose con Cell al planeta donde se encuentra Kaiosama, para que explote allí y no en la Tierra. Todos se lamentan por la muerte de Goku, incluyendo a un Gohan desconsolado. Pero para sorpresa de todos, Cell reaparece en perfecto estado repentinamente, asesinando a Trunks con un simple ataque.