DBZ: Capítulo 59 - ¡Ten cuidado Bulma! La esfera de cuatro estrellas podría caer...



Bulma está esperando en el nuevo escondite donde se quedo dormida, y donde tiene una pesadilla en la que Vegeta la encuentra y le ordena que le de la bola de dragon. Aunque la tenía detrás, este le ataca, después Bulma despierta y se da cuenta de que solo era un sueño. Vegeta está alerta para desde que sienta la fuerza de los terrícolas y como no puede irse y dejar las bolas de dragon se queda junto a ellas. Después ve como Freezer desde su nave lanza algún que otro ataque enloquecido de rabia ya que Vegeta antes de escapar destrozó el puesto de mando de su nave. Los ataques de Ki lanzados por el tirano crean unas explosiones y terremotos increíblemente fuertes, y Vegeta no puede parar de pensar que la única manera de derrotarle es obteniendo la vida eterna. En la nave, Freezer está furioso y sus soldados temerosos porque pueda lanzar su furia contra ellos.